Tanzania

 

África es difícil de imaginar. Imposible de olvidar. Es un continente que se graba a fuego en tu piel, que la pinta de colores tierra y la rasga con la garra salvaje de un león. Tanzania es África. Es naturaleza, es fauna, es tradición y es vida. Es estar en un lugar que pertenece al mundo, pero no está hecho del mismo material que el resto. Tanzania está hecha de sueños, de rugidos, de las sonrisas de los niños que al grito de mzungu te piden una foto, de la mirada de las mujeres que cargan pesadas cestas sobre sus cabezas o recorren con redes la orilla de mar en busca de algas, de aldeas maasai perdidas en medio del Serengeti y de las sendas de los elefantes que surcan la sabana.