EUROPA EN CAMPER: Pernocta, carreteras y fronteras.
EUROPA EN CAMPER: Pernocta, carreteras y fronteras.

EUROPA EN CAMPER: Pernocta, carreteras y fronteras.

De viajar en camper solo podemos hablar maravillas. Hemos vuelto entusiasmados con este tipo de viaje, que te da muchísima libertad a la hora de desplazarte y también comodidad. Eso sí, hay que tener algunas cosillas en cuenta a la hora de organizar tu ruta porque al final llevar camper tiene algunos pormenores que no se pueden pasar por alto, como por ejemplo el hecho de que cada 5 o 6 días toca pasar por una zona para autocaravanas o un camping que te permita vaciar las aguas negras, grises, llenar el depósito de agua y cargar las baterías.

Pernocta

Pernoctar viene siendo, básicamente, dormir dentro de tu vehículo pero sin acampar. Lo que se entiende por acampar es sacar elementos del vehículo (sillas, mesas), abrir las ventanas o sacar el toldo. Vamos, que pernoctar viene a ser dormir dentro de tu camper pero sin que nadie sea consciente de que estás durmiendo dentro de tu camper.

  • Alemania permite la pernocta en cualquier aparcamiento donde sea posible aparcar el vehículo.
  • Suiza, Austria y Eslovenia solo permiten la pernocta en áreas habilitadas para ello, como los camping.
  • Italia lo mismo, pero en la zona de los Dolomitas en temporada baja hay más manga ancha. Siempre que no te cantees demasiado, puedes pasar la noche en un aparcamiento sin problemas.
  • Croacia solo permite pernoctar en zonas habilitadas, sobre todo en temporada alta y en la zona de costa. En el interior de país son más permisivos. A nosotros nos dejaron también pernoctar en las áreas de descanso de la autopista, donde paraban a dormir los camiones.
  • Bosnia permite la pernocta sin problema en todo su territorio, al igual que Montenegro.

El mejor consejo que os podemos dar en este sentido es utilizar la aplicación Park4night para buscar espacios donde parar a dormir y el sentido común. Si tu vehículo impide la circulación de otros, si estás en una zona por donde pasa mucha gente… bueno, posiblemente en un país que no permita la pernocta tengas problemas. Nosotros en ese sentido arriesgamos muy poco y, aún así, tuvimos que pagar muy poquitas noches de aparcamiento y cuando lo hicimos fue porque nos interesaba para la visita de día siguiente (porque nos iba a tocar pagar el aparcamiento igual y así estábamos más cerca) o porque necesitábamos vaciar depósitos.

Carreteras

Las carreteras que nos hemos encontrado, en general, han estado en bastante buen estado. Lo desglosamos por países que es mucho más cómodo.

  • Alemania tiene unas autopistas estupendas, además completamente gratuitas.
  • Suiza también cuenta con autopistas, pero son de pago. Utilizan el sistema de la viñeta, una pegatina que cuesta 38,5€ anualmente y que se coloca en el parabrisas. La pega es que tienes que coger la de un año sí o sí, aunque solo vayas a pasar un día por el país. Pero, obviamente, siempre puedes pedirle al navegador que te lleve a tu destino evitando autopistas y así te ahorras pagar.
  • Eslovenia tiene el mismo sistema de Suiza, pero sí permite coger una viñeta semanal al precio de 15€. En este caso no tienes que poner pegatina, ya que es una viñeta virtual que va a asociada a la matrícula de tu vehículo.
  • Austria también utiliza viñeta, válida para 10 días por 8’8€. Obviamente, tanto en este caso como en el de Eslovenia es posible comprarlas para periodos de tiempo más largos, eso ya dependerá de tu viaje.
  • Croacia tiene un sistema de peajes que, además, diferencia en sus tarifas la altura del vehículo que utilices. Las campers, al ser más altas que los utilitarios, pagan bastante más. Los peajes son caros, para qué negarlo, y las autopistas no están en tan buen estado como deberían por el precio que tienen. No sé si tuvimos mala suerte, pero nos encontramos muchas obras. La alternativa es ir sin peaje y duplicar o incluso triplicar la duraciónd de tu viaje porque te tocará dar más rodeo o utilizar carreteras rurales.
  • Bosnia y Herzagovina no tiene carreteras de pago, eso sí, las carreteras están en un estado deplorable. Muchísimos baches, tramos sin asfaltar y, en fin, un horror para circular por ellas, sobre todo en la frontera con Montenegro. Según nos acercamos a la frontera con Croacia sí que notamos cierta mejoría, imaginamos que porque es la carretera que utilizan los turistas que visitan Mostar.
  • Montenegro no tiene tampoco peajes y las carreteras, al menos las que utilizamos nosotros, son una auténtica maravilla. Lo que se conoce como carreteras panorámicas son unas carreteras estupendas y perfectamente asfaltadas que transcurren por paisajes preciosos y que, además, cuentan con multitud de zonas para que puedas detenerte a observarlo. Nos encantaron.

Fronteras

Estando en Europa resulta muy fácil cruzar fronteras, aunque no todos estos países forman parte del tratado Schengen. Curiosamente Suiza, aunque no forma parte de la UE, sí forma parte del espacio Schengen. Entre todos los países que forman parte de este espacio no existe frontera alguna, es decir, puedes pasar de uno a otro sin enterarte si quiera.

Croacia no forma parte del espacio Schengen tampoco, aunque tiene previsto unirse en 2024, pero tampoco necesitarás pasar un control fronterizo para acceder al país… siempre que llegues desde un país que forme parte de la UE.

Nosotros tuvimos que cruzar varias fronteras, aunque en todas ellas se permite el paso únicamente presentando el DNI:

  • De Croacia a Bosnia por Neum. Si te fijas en el mapa de Croacia, verás que está dividida en dos por Bosnia (aunque realmente no es así). Para ir a Dubrovnik nosotros cruzamos por esta frontera para así hacer noche en Bosnia, que permite la pernocta, y ahorrarnos pagar un camping. Bueno, y que nos cuadraba perfectamente en la ruta, claro. Es una frontera que pasamos enseñando el DNI y ya.
  • De Croacia a Montenegro. Aquí nos pidieron el DNI, pero también los papeles del vehículo. A nosotros la compañía de alquiler nos dio una fotocopia de los originales y nos pusieron pegas en la frontera. Como le dijimos que íbamos a Bosnia, nos dejó pasar, pero nos indicó que si queríamos bajar a Albania o ir a Serbia no nos iban a dejar pasar sin el documento original.
  • De Montenegro a Bosnia vino el drama. Nos pidieron igualmente el DNI y los papeles del vehículo… pero al ver que eran fotocopias nos dijeron que no podíamos pasar, que teníamos que volver a Montenegro y de ahí a suelo croata. Tras unos minutos de tensión, finalmente el policía se apiadó de nosotros y nos dejó pasar, ya que únicamente íbamos a pasar un día en el país. Por cierto, esta frontera es muy curiosa porque es compartida entre Montenegro y Bosnia, el policía que te registra para salir del primer país le pasa tus papeles directamente al de Bosnia.