Georgia y Armenia: Itinerario, mapa y preparativos para una ruta de 2 semanas
Georgia y Armenia: Itinerario, mapa y preparativos para una ruta de 2 semanas

Georgia y Armenia: Itinerario, mapa y preparativos para una ruta de 2 semanas

 

Últimamente lo de viajar se ha vuelto un poco complicado. Los precios están disparados, sobre todo los billetes a destinos asiáticos o de latinoamérica… así que, cuando vimos que por menos de 200€ por cabeza teníamos vuelos a Georgia, no nos lo pensamos dos veces. El caúcaso siempre nos ha llamado enormemente la atención y las repúblicas exsoviéticas nos resultan de lo más interesantes, así que…¿por qué no conocer dos más?

El itinerario

Aunque a priori la idea era incluir a Azerbaiyán en el plan, lo acabamos descartando porque la situación política entre este país y Armenia es extremadamente compleja, muestra de ello es que durante nuestra estancia invadieron la región armenia de Nagorno Karabaj… cruzar fronteras entre ambos países es imposible y toca hacerlo desde Georgia, pero la frontera terrestre entre este país y Azerbaiyán tampoco parece recomendable. Total, que la única vía parecía un vuelo de Tblisi a Bakú, y los precios no nos convencieron en absoluto, así que decidimos dejar este país para otra ocasión.

Actualmente Wizzair tiene vuelos directos entre Madrid y Kutaisi, a un precio más que razonable. Lo cierto es que tenía cierto sentido entrar y salir por aquí, para evitarnos escalas y por precio, pero nos obligaba a hacer una ruta circular y a perder muchas horas volviendo de Ereván a Kutaisi… así que finalmente optamos por un vuelo con esta misma compañía desde Ereván a Madrid, con una escala corta en Roma.

Día 1: Kutaisi – Tskaltubo – Cueva de Prometeo

Día 2: Cañón de Martvili – Monasterios de Gelati, Motsameta y Bagrati.

Día 3: Mestia y glaciar de Chalaadi.

Día 4: Ushguli y glaciar de Sakkara.

Día 5: Mestia – Tblisi.

Día 6: Kazbegi (Stepantsminda).

Día 7: Gori – Uplistsikhe – Mtskheta.

Día 8: David Gareja.

Día 9: Tblisi.

Día 10: Tblisi – Ereván.

Día 11: Khor Virap.

Día 12: Monasterio Geghard – Garni – Sevanavank.

Día 13: Ereván.

 

 

El transporte

Nuestra primera idea fue alquilar un coche, pero lo descartamos por dos razones. La primera fue que leimos barbaridades sobre la forma de conducir en ambos países y, aunque ciertamente no son conductores ejemplares, una vez hemos estado allí podemos decir que no nos ha parecido para tanto. Hay países bastante peores en este sentido. Las carreteras están en un estado aceptable y, aunque hay conductores bastante temerarios y el cinturón de seguridad parece existir solo cuando se ve a un policía cerca, lo cierto es que no nos parece tan terrible la cosa.

La segunda razón fue que el precio era muy elevado. No encontramos nada por menos de 50€ al día, y el cargo por devolver en un punto distinto al de recogida era una locura. Y ya ni contamos lo que costaba cruzar la frontera con el mismo coche. Una salvajada.

Total, que decidimos optar por el transporte público combinado con taxis. Y para los desplazamientos más largos y tediosos, que eran los de Kutaisi a Mestia y Mestia a Tblisi, optamos por coger dos vuelos internos con la compañía Vanilla Sky. La ventaja es que te ahorras horas de carretera de montaña que, por lo que nos comentaron, no están en el mejor estado. Además son bastante económicos (18€ el primero y 30€ el segundo) y las vistas de las montañas son impresionantes. La parte mala es que son avionetas pequeñas, de 20 pasajeros, de hélices. Con todo, consideramos que fue una opción perfecta y repetiríamos sin dudarlo.

El otro desplazamiento importante que tuvimos que hacer, entre Tblisi y Ereván, lo reservamos con 12go, y la verdad es que no podemos recomendarlo. El precio es correcto (unos 20€ por persona) y la van estaba bien, pero el conductor iba como un loco, pasamos bastante miedo y no tuvimos un accidente de milagro.

Para hacer excursiones diarias utilizamos principalmente marshutkas o autobuses locales. En Georgia es cuestión de buscar desde donde salen, y los precios suelen ser irrisorios. No es posible llegar a todos los sitios así, pero puedes acercarte a un punto y coger un taxi desde ahí, utilizando Yandex Go o Maxim. En Armenia se pueden consultar las opciones de transporte con la web t-armenia, que funciona de lujo, y para taxis recurrir a GG.

Los alojamientos

Como siempre, lo reservamos todo a través de Booking.. .y eso que cada vez nos gusta menos como funcionan, porque últimamente no se hacen responsables de absolutamente nada.

En Kutaisi nos quedamos cerca de la catedral y fue un fallo, no nos dimos cuenta de que está en la parte alta de la ciudad y eso implicaba subir y bajar todos los días una cuesta bastante pronunciada durante unos 15 minutos. Si tuviéramos que volver, buscaríamos algo cerca del puente blanco o, incluso, haríamos la noche directamente en Tskaltubo, que está bastante mejor situado para lo que fuimos a visitar nosotros.

En Mestia nos quedamos en una zona que estaba un poco retirada del pueblo. La parte buena es que era muy tranquila y las vistas al atardecer/anochecer de Mestia eran increíbles. La parte mala es que nos quedaba lejos de transporte y restaurantes. Posiblemente de repetir buscaríamos algo más céntrico.

En Tblisi nos quedamos en Liberty square y nos pareció un acierto. Los apartamentos estaban fenomenal, la habitación era muy amplia y teníamos el metro al lado, así como la avenida de Rustaveli y la zona de Abanotubani. Repetiríamos sin dudarlo.

En Ereván nos quedamos a unos 10 minutos a pie de la plaza de la República. La zona estaba muy bien conectada, la parada de autobús que teníamos en frente nos llevaba al aeropuerto o a Echmiadzin, teníamos un supermercado 24 horas enorme en la puerta, restaurantes en la avenida principal y el barrio nos pareció de lo más tranquilo. Repetiríamos sin duda.

El dinero

Para sacar dinero recurrimos, como siempre, a nuestra Revolut… aunque tenemos que decir que en Georgia vimos casas de cambio con mejores tarifas que la que nos daba la tarjeta, además había grandes diferencias entre unas y otras. Obviamente, aprovechamos para sacar en las que tenían el cambio más favorable y en ninguna nos cobraron comisión. Tampoco nos cobraron comisión los cajeros.

En Armenia solo utilizamos la tarjeta y no llegamos a cambiar dinero en ninguna casa de cambio, pero por lo que vimos, el cambio en el cajero era bastante mejor.

La telefonía

Tanto en Armenia como en Georgia compramos tarjeta SIM. En Georgia cogimos una tarifa de datos ilimitados para una semana por 15 GEL, que recargamos los días que nos quedaron pendientes a razón de 2 GEL al día en las máquinas que se ven en toda la ciudad, y que sirven para recargar teléfonos o tarjeta de transporte.

En Armenia cogimos una tarjeta para todo el mes por unos 4€ al cambio con 3 GB de datos.