El Monasterio de Piedra

en

 

El monasterio de Piedra es un cenobio cisterciense fundado en 1194 entre Nuevalos y Calatayud (Aragon). Fue abandonado en 1835 tras la desamortización de Mendizabal y transformado poco después en un complejo turístico y hotelero. Esta transformación incluyo la rehabilitación del entorno natural, que es realmente el mayor atractivo del complejo:  el Parque Natural del río Piedra (del cual deriva su nombre el monasterio) es un espacio compuesto por cascadas de todo tipo, ríos y grutas, todo ello enmarcado dentro de un bosque espeso de ribera.

Parque Natural del Monasterio de Piedra

El parque es una maravilla natural que tiene su origen en el río Piedra, que riega todo el valle y se derrama entre las piedras, formando chorreras, riachuelos y cascadas. Para visitarlo, después de pagar los 16€ preceptivos (11 € en el caso de los niños), hay una ruta circular que parte del monasterio y que recorre los puntos más importantes y llamativos: La ruta empieza empieza por el Baño de Diana, un conjunto de dos cascadas suaves y brumosas que anticipan a la tercera -la Caprichosa- y el estanque de los patos.

Después del estanque se pasa por varias grutas, hasta llegar a la base de Caprichosa. Después, se continua ascendiendo hasta llegar al punto donde se forma, en el que hay un magnifico su mirador.

Al camino sigue a través de meandros y chorreras. El agua va cayendo y filtrándose a lo largo de todo el sendero entre rocas y arboles. El rumor del agua fluyendo, el frescor de las cascadas que la vaporizan y el silencio del resto de paisaje hacen del recorrido una autentica maravilla, perfecta para relajarse y disfrutar.

El camino termina al llegar a la cascada de la cola de Caballo, de más de 50m, y a la Gruta iris que alberga en su interior.

De ahí se continua a través de las pesquerías (de las primeras piscifactorías de España) y el Lago Espejo, enmarcados ambos dentro de un barranco circular precioso. Con esto termina la visita al parque natural (2.5h aprox.), pero no a las maravillas naturales que ofrece el parque: una vez por la mañana y otra por la tarde (los horarios dependen de la temporada) hay una exhibición de aves rapaces con impresionantes halcones peregrinos, águilas imperiales, búhos reales, etc.

Exhibición de aves rapaces

Halcones peregrinos, buitres negros, buhos reales y aguilas reales se juntan y combinan en este increible espectáculo, llevado a cabo por un cetrero profesional. Lo mejor es consultar los horarios de cada espectáculo al llegar, ya que pueden ser modificados por circustancias metereológicas.