Madrid: Visitas y sitios de interés
Madrid: Visitas y sitios de interés

Madrid: Visitas y sitios de interés

 

Es curioso pero, cuanto más viajamos, cuanto más conocemos, más nos gusta nuestra ciudad. Es cierto que Madrid no es una ciudad monumental como pueda ser Roma o París, ni una ciudad que impresione, como Nueva York o Shanghái. Sin embargo, tiene algo. Algo que es difícil de describir, de detallar, y que solamente se puede entender paseando por sus calles. A pesar de su ritmo de vida rápido, de sus calles llenas de gente, Madrid es una ciudad para disfrutar paseando, para recorrer con calma y saborear lentamente. Es una ciudad que desprende vida, que destila sueños.

Para verlo, para sentirlo… a cada amigo que viene por aquí le recomendamos:

Para recorrer

Como decíamos, Madrid es una ciudad para pasearla. Para nosotros, las mejores zonas para hacerlo son estas:

  • Palacio de las Comunicaciones y plaza de Cibeles: Probablemente, nuestro lugar favorito de Madrid. No nos cansamos de mirar el edificio modernista de principios del siglo XX diseñado por Antonio Palacios. Junto con la fuente de la diosa Cibeles, el Banco de España, el Instituto Cervantes, las confluencias de los paseos del Prado y Recoletos, y las vistas hacia Gran Vía y la Puerta de Alcalá, parece que la plaza es el punto donde confluye todo y de donde todo parte.

  • Paseo del Prado, Recoletos, Atocha y alrededores: Entre la plaza de Cibeles (o incluso desde la plaza de Colón) y la rotonda de Atocha parece que no estamos dentro de una ciudad. Recorremos una arteria principal cubiertos siempre por arboles, esquivando fuentes decorativas, rodeados de coches pero casi sin notarlos. Además, a los lados encontramos de los algunos de los mejores museos (y hoteles) de Madrid, así como edificios (Biblioteca Nacional, Estación de Atocha, Jardín Botánico…), plazas (Cibeles, Neptuno, Colón) y monumentos emblemáticos.

  • Palacio Real, Catedral, Ópera y alrededores: Saliendo desde son por la calle Arenal (peatonal, deliciosa) se llega a la plaza de Ópera, donde se encuentra el Teatro Real. Justo detrás de ella, se abre una plaza hacia el Palacio Real. A parte de que la plaza en sí misma es fantástica, a su izquierda se encuentra el patio de armas del palacio, la Catedral de la Almudena y, próximamente, el museo de las colecciones reales. A la derecha del palacio se encuentran los jardines del mismo (jardines de Sabatini), con sus fuentes y su increíble vista sobre la Casa de Campo. Una zona perfecta para pasear.
  • Puerta del Sol, Plaza Mayor y Gran Vía: El corazón de Madrid. La puerta del Sol es una plaza llena de vida, que distribuye, a través de sus calles peatonales, movimiento y dinamismo por toda la zona. La Gran Vía, con sus teatros, musicales y tiendas, acoge este torbellino y lo acelera mientras que la Plaza Mayor y el casco histórico, con sus calles más pequeñas, relajan el ambiente y dejan la imaginación volar. Un secreto: el edificio del Casino se puede visitar completamente gratis. Solo necesitarás tu DNI y ser mayor de edad para acceder… y el vitral que corona la escalera es una absoluta pasada.

  • Parque del Retiro y la Puerta de Alcalá: Si la Puerta del Sol es el corazón de Madrid, el parque del Retiro es, junto con la Casa de Campo y Madrid Río, el pulmón de la ciudad. Es un remanso de sosiego en medio de la ciudad, que ofrece caminos que se pierden, sombra en verano, césped para tumbarse el primavera, y unos colores increíbles en otoño. Alrededor del estanque o del Palacio de Cristal, todo el parque es perfecto para dar un paseo desde la Puerta de Alcalá.

  • Plaza de España, Parque del Oeste y Templo de Debod: En la intersección entre Gran Vía y el paseo que recorre el Palacio Real aparece Plaza de  España, que ahora mismo está siendo remodelada para convertirse en un parque/plaza cultural de referencia (ya lo era, con su estatua de Don Quijote, sus mercadillos Navideños y el rascacielos Edificio España enfrente). Un poco más allá, dentro ya del Parque del Oeste, está el Templo egipcio de Debod (de 2200 años de antigüedad), desde donde se ve uno de las puestas de sol más bonitas de Madrid.
  • Madrid Río: Ejemplo de transformación urbana, es un paseo de varios kilómetros a lo largo de la rivera del río Manzanares. Siempre lleno de gente,  a lo largo del recorrido, el paseo va cambiando, pasando de tener alamedas, a pinares con zonas de juego, colinas de césped o piscinas  donde refrescarse. Además, hay puentes completamente diferentes y geniales cada pocos cientos de metros, así como terrazas donde tomar algo o zonas donde descansar. Totalmente recomendable (en especial, las vistas del Palacio Real y la Catedral -acceso por Príncipe Pio-, la zona del Puente de Toledo -acceso por parques de Vadillo- y el puente monumental de la Arganzuela de Dominique Perrault). Y no nos podemos olvidar del Matadero, donde siempre hay alguna exposición o evento interesante.
  • Lavapiés es la zona multicultural por excelencia de la ciudad, repleta de restaurantes de comida internacional, olores especiados y mucha diversidad. Siempre interesante pasar por La Tabacalera para ver si hay algún evento interesante o por La Casa Encendida, sin olvidarte de subir a su azotea. También interesante entrar en la biblioteca de las Escuelas Pías, una maravilla, o tomarte algo en un antiguo cine X.Y si se te hace de noche y tienes ganas de fiesta…bueno, tu sitio es Medias Puri.
  • Otros: El estadio Santiago Bernabéu es una parada obligada para los amantes del fútbol. El teleférico cruza la casa de campo y da una vista aérea de Madrid, mientras que el entorno de las Cuatro Torres ofrece una perspectiva de arquitectura moderna, con una iluminación muy curiosa por las noches. Si quieres más vistas aéreas, tienes el Faro de Moncloa o el Mirador del Palacio de Cibeles.
  • El Cerro del Tío Pío, en Vallecas, tiene una de las mejores panorámicas de la ciudad. Igual te suena más si te decimos su nombre de batalla: el parque de las 7 tetas.

Para visitar

A pesar de que es una ciudad perfecta para disfrutar en la calle, Madrid también ofrece multitud de museos y edificios que merece la pena visitar:

  • Museo del Prado: Una de las mejores pinacotecas del mundo, especialmente en lo que se refiere a pintura europea. Al contrario que otros museos que exponen obras de todas las escuelas y épocas, el museo de El Prado se centra en la pintura de los siglos XVI al XIX, albergando obras maestras de Goya, Velázquezel Greco, TizianoRubens, Murillo, Zurbarán, Tintoretto, etc.
  • Museo Reina Sofía: Es el principal museo español de arte contemporáneo y del siglo XX. Compuesto por dos edificios (el original -destinado a ser un hospital- y la ampliación de Jean Nouvel), cuenta en su colección con obras clave del cubismo, modernismo y expresionismo, centrándose especialmente en las de los grandes artistas españoles del siglo XX, como Pablo PicassoSalvador Dalí Joan Miró. Junto a estos, Junto a estos autores hay muchos otros de diversas tendencias como Juan Gris, Diego RiveraAlexander CalderRoberto MattaMark RothkoAntonio López GarcíaAntoni TàpiesMiquel Barceló o Sam Francis.
  • Museo Thyssen-Bornemisza:  Tercer integrante del Triangulo del Arte de Madrid, este museo publico-privado, alojado en el Palacio de Villahermosa, complementa a los dos museos anteriores con obras que van desde el gótico (con obras de Duccio, Durero, Rubens, Jan van Eyck..), pasando por el impresionismo (Degas, Monet, Van Gogh,  Cezanne..) hasta llegar al arte moderno y contemporaneo (Klee, Chagall, Miro, Dali, Richard Estes..). Además, cuenta con exposiciones temporales de altísima calidad y reconocimiento.
  • Museo Arqueológico: Uno de nuestros preferidos, perfecto si se viaja en familia porque suelen organizar bastantes cosas para los más pequeños.
  • Plaza de toros de Las Ventas: Aunque nunca me han gustado los toros, eso no quita para que Las Ventas sea el coso más importante del mundo (el tercero en capacidad, el segundo en dimensiones). Construido en 1919 en estilo neomudéjar, alberga la Feria de San Isidro, corridas de toros todos los domingos en temporada (entre marzo y octubre) y multitud de conciertos y espectáculos.
  • Ermita de San Antonio de la Florida: Merece la pena ir a esta ermita, que no destaca absolutamente nada por fuera, pero oculta en su interior frescos de Francisco Goya.
  • Si tenéis suerte y conseguís reservar vuestra visita guiada, también es muy recomendable el frontón Beti Jai, el Pabellón de los Hexágonos, el búnker del Capricho o el Hospital de Maudes. Los plazos de inscripción abren periódicamente y las plazas vuelan… y no, no se pueden visitar de otra manera.
  • El Rastro. Los domingos las calles de La Latina se llenan de antigüedades y puestos con objetos de todo tipo. Merece la pena acercarse solo por ver el ambiente.
  • La estación secreta de Chamberí. Una estación de metro que pertenecía a la primera línea que tuvo Madrid, construida en 1919. La visita es gratuita, pero tendrás que reservar.
  • El Parque del Capricho. Uno de los parques más bonitos de Madrid, precioso en otoño y en primavera. No dejes de visitar su búnker de la guerra civil.
  • La Quinta de los Molinos. Muy cerquita del Capricho está este parque repleto de almendros, en la época en la que florecen es todo un espectáculo. Eso sí, mejor entre semana porque los findes se abarrota.
  • La Neomudéjar. Un Centro de Artes y Experimentación ubicado en los antiguos talleres ferroviarios de Atocha. En La Neomudéjar se da cabida a disciplinas artísticas como el arte urbano, videoarte, performanceparkour, arte sonoro y el arte de los nuevos medios.

 

Para escaparse un día

  • Toledo. A tan solo media hora en tren de Madrid, 50 minutos si se va en coche, se encuentra esta ciudad, perfecta para recorrer en un día. Imprescindible visitar el Alcázar, un emblema de la ciudad, pero también su catedral. La plaza del Zocodover, donde se concentra la actividad de la ciudad y desde la que salen la mayoría de los Free Tour, es otra parada obligada.  Tour que, por cierto, recomendamos totalmente ya que es una manera perfecta de conocer la historia de esta ciudad y entender cómo se mezclan en ella la cultura cristiana, árabe y judía. Así, cuando te encuentres con sus iglesias, sinagogas y mezquitas, entenderás por qué.  Si vas en coche, te recomendamos aparcar en el parking que hay frente a la estación de autobuses y subir por las escaleras de Recaredo. Es gratuito y raro es el día que no hay plaza.  Y, esto es importante, no te olvides de pasar por los miradores de río Tajo antes de irte. Tus ojos y tu cámara lo agradecerán 😉
  • San Lorenzo de El Escorial. Se puede llegar en tren, cogiendo la línea C3 desde la misma Puerta del Sol. No creo que sea necesario comentar que es imprescindible visitar el Real Monasterio de El Escorial, una visita absolutamente imprescindible. Además, cerca, tenéis La Casita del Príncipe, unos fabulosos jardines y un montón de museos y naturaleza. Interesante también echar un vistazo a las visitas teatralizadas que se organizan.
  • Aranjuez. También accesible en tren, esta vez la línea C3 que sale de la estación de Atocha. La pega es que la estación está algo retirada del Palacio Real y te tocará caminar unos 20 minutos. Y, para visitar, obviamente el Palacio Real. También están el Jardín del Príncipe y la Casa de Labrador.
  • La Granja de San Ildefonso. Se puede llegar en tan solo 25 minutos en AVE o en autobús en unos 75 minutos desde el intercambiador de Moncloa. Os recomendamos planificar vuestra visita en base al encendido de las maravillosas fuentes de este lugar, merece la pena.
  • Pueblos con encanto como Patones de Arriba, Manzanares el Real, Buitrago de Lozoya, Chinchón o Nuevo Baztán.
  • Por supuesto para los amantes del senderismo lugares como Rascafría, Peñalara, la ruta de los cañones del río Lozoya, la laguna del Campillo en Rivas, las cárcavas de Pontón de la Oliva, la ruta de la silla de Felipe II, la Pedriza…

Para comer

  • Mercado de San Miguel, muy cerquita de la Plaza Mayor está este mercado, donde podrás degustar todo tipo de delicias gastronómicas. Eso sí, con paciencia, porque suele estar bastante lleno.
  • Museo del Jamón, un clásico entre los clásicos. Nadie se puede ir de Madrid sin comerse un bocata de jamón en este lugar. Casi tan típico como el bocata de calamares. Nuestro preferido, y el más mítico, es el que está en Carrera de San Jerónimo, muy cerca de la Puerta del Sol.
  • Mercado de San Antón, situado en la calle Augusto Figueroa, es otra prueba de que los mercados gastronómicos están de moda en Madrid.
  • El Mesón de la GuitarraCava de San Miguel 13, un lugar donde tomar unas raciones y escuchar música en directo: guitarra, tuna.. ¡por las noches siempre hay algo!
  • La Berenjena, Marqués de Toca 7, la prueba de que un buen producto lo es todo. Comida rica y elaboraciones diferentes, precios más que razonables y una carta que se va improvisando en una pizarra. Un imprescindible si estás por Lavapiés.
  • La Carmencita, el mejor brunch de Madrid. Por 15€ te puedes tomar unos deliciosos huevos benedictinos, mimosa, café y una porción de su popular tarta de zanahoria, ¿se te ocurre un plan mejor?
  • Ojalá, ¿Quién dijo que Madrid no tiene playa? En este restaurante no solo hay una, sino que tiene hasta su propio chiringuito. Eso sí, reserva antes o te va a resultar imposible conseguir sitio.
  • Juancho’s, la mejor hamburguesa de Madrid tiene nombre propio y ubicación: el mercado de Chamberí. Ya te dijimos que en esta ciudad se llevan los mercados. Si vas en fin de semana ármate de paciencia, las colas son espectaculares. Eso sí, todo lo que has esperado se te olvidará en cuanto des el primer bocado. Celestial.
  • Cesar’s Burguers. Y si lo vuestro son las smash, aquí la ganadora del concurso que elige la mejor hamburguesa de España.
  • Pez Tortilla, las tortillas de este lugar son imprescindibles y sus croquetas adictivas. Además los findes tienen un brunch que es muy top.
  • Restaurante Xiongzai (El Chino de ‘Winnie The Pooh’). Este sitio es un clásico, el famoso chino de Plaza de España. El local es «curioso», pero la comida deliciosa y muy barata. Lo reconoceréis por el Winnie The Pooh que tiene pintado en la entrada.
  • Bel Mondo, un sitio precioso aunque cuesta horrores conseguir mesa. Su pasta carbonara está muy buena y su tarta de queso también.
  • La Primera, muy recomendable su tortilla de patatas y su tarta de queso. No es especialmente barato, pero la comida está rica y el sitio es bonito.
  • Casa Dani, la tortilla de patatas más famosa de la ciudad.
  • La Bola, uno de los cocidos más famosos de Madrid. Ni se te ocurra ir sin reserva previa.
  • Juana La Loca, en el barrio de La Latina, tiene una tortilla de patatas que quita el sentido y una carta repleta de platos deliciosos. Eso sí, mejor no ir sin reserva.
  • Honest Greens, una cadena que abunda en la ciudad y que siempre ofrece comida saludable con ingredientes de temporada.
  • Grosso Napolitano, hablando de cadenas, esta es una de las que tiene las mejores pizzas que hemos probado. De hecho, tiene hasta algún premio.
  • Docamar, en la zona de Ventas, es un clásico de las patatas bravas. Dicen que las mejores de la ciudad.
  • Sani Sapori, de los helados más ricos que hemos probado. Los encontrarás en Lavapiés. Productos ecológicos y preparación artesana, vamos, una delicia.
  • La mejor tarta de chocolate del mundo, muy cerquita del Retiro está esta cafetería que tiene una tarta de chocolate traída directamente desde Portugal y que a nosotros nos parece que hace honor a su nombre.
  • Fratelli Figurato, del que dicen que tiene una de las mejores pizzas del mundo. Ricas están un rato, damos fe.
  • Mr.Kabab, si te gusta la comida persa, este es tu sitio.
  • Moharaj, nuestro indio de cabecera en Madrid. Nos parece imprescindible probar su pollo korma y su curry de mango. Para perder la cabeza. Además, son encantadores.
  • Habibi. Cuando tenemos antojo de comida árabe, vamos a este sitio. Su pastela es absolutamente alucinante. Os recomendamos también el hummus y, por supuesto, rematar la cena con un baklava. Los fines de semana por la noche además hay danza árabe en directo.
  • Nuria, sin duda el etíope más conocido de Madrid. Comida muy rica para mancharte los dedos, muy recomendable.
  • Solo de croquetas. Un sitio donde probar más de 20 sabores distintos de croquetas, algunas dulces, todas sin gluten y bastantes sin lactosa y veganas. Además es pet friendly.
  • Hakuna Matata. Un restaurante vegano con comida muy rica y propuestas muy llamativas.

Un poquito de ocio

  • Microteatro por dinero. Una de las experiencias más chulas (que un ocho), de la noche madrileña. Por 4-5€ podrás disfrutar de una obra de teatro cortita (10-15 minutos), representada en directo para ti y un grupo reducido de personas (unos 15 por grupo). Ya os adelantamos que engancha y que, cuando veáis la primera, querréis ver todas. Por suerte, la cartelera va cambiando con mucha frecuencia y siempre se encuentran obras nuevas que ver.
  • La escalera de Jacob. Un clásico de Madrid. Siempre hay espectáculos de lo más variado para ver, a precios de lo más razonable. Nosotros os recomendamos Las guerras de improvisación del Reino de Calamburria, todos los viernes por la noche.
  • Musicales. Ahora mismo tenemos en cartel «Cantando bajo la lluvia», «Matilda», «Charlie y la fábrica de chocolate», «La historia interminable», «Mamma Mía», «El rey león», «Los chicos del coro», «Tina Turner», «We will rock you», «Malinche»… si buscas con tiempo, vas entre semana y encuentras algún descuento, puedes conseguir entradas por 30 -40€.
  • Escape rooms. Nosotros recomendamos «La mina«, «La entrevista«, «El sastre«.
  • Mercado de motores. Una vez al mes, el Museo del Ferrocarril se llena de artesanía, foodtrucks y música. Un 2×1 en toda regla porque, además, podrás disfrutar gratis de su magnífica exposición de trenes. Merece la pena pasar si te pilla en la ciudad.
  • Pinta en copas. Un plan muy original y que a nosotros nos encanta es este: pintar tu propia pieza de cerámica y luego llevártela a casa. Para las tardes de domingo es ideal.
  • Juegos de mesa. Otra idea para las tardes de domingo son los bares con juegos de mesa. Nosotros le tenemos mucho cariño al Estar Café, un clásico de la ciudad que hace unos años cambió de propietarios. También hay sitios como Replay Outlet Café, con más de 1600 juegos, o Six Board Café.
  • La Caja Lista. Teatro interactivo, uno de los planes más originales que ofrece la ciudad. Sus cluedos en vivo son adictivos. Nosotros ya hemos hecho unos pocos y siempre resulta ser un planazo.
  • La Casa B. Un plan muy diferente y muy poco conocido. En este piso, porque es un piso particular pero muy chulo y con unas vistas espectaculares, se organizan sesiones de cine, conciertos, recitales de poesía…
  • Hamman Al Andalus. Si lo que quieres es relajarte, estos baños árabes en medio de la ciudad te van a encantar.
  • Sofar Sounds es una idea interesante: conciertos íntimos en distintas localizaciones de la ciudad. La localización exacta se conoce 36 horas antes. Los precios rondan los 15€.