10 consejos si vas a visitar Nepal

 

  1. No reserves todos los alojamientos por adelantado. Salvo que lleves una recomendación muy fiable, es mucho mejor llegar allí y echar un vistazo. Se puede regatear el precio y, sobre todo, ver el estado real de las habitaciones. Además,  los hostales que no se anuncian en Internet suelen tener mejores precios. En sitios como Bandipur, por ejemplo, hay muchísimos alojamientos y solo dos o tres aparecen en Booking. También es importante que preguntes si tienen agua caliente, ya que en Nepal es habitual que funcione con paneles solares y esté limitada a las horas de luz. 
  2. Desplázate en autobús local. Es fácil y barato. No vas a tener problemas para encontrar autobuses a los principales lugares turísticos: Bhaktapur, Patán o Bouddhanath. El precio de un billete es de 50 rupias y se paga al bajar.
  3. No cargues en exceso tu mochila. En Nepal es muy fácil encontrar artículos de montaña: pastillas potabilizadoras de agua mucho más baratas que en España, ropa, sacos de dormir, bastones, guantes, linternas… todo lo que podáis necesitar. Calidades según el precio, las hay peores y mejores. Hay que tener en cuenta siempre al comprar que son imitaciones, por lo que tecnologías como el goretex posiblemente no sean tales.
  4. Come en restaurantes locales. Son mucho más baratos y auténticos. Los vas a distinguir rápido porque suelen estar llenos de nepalíes. Un truco para saber si un restaurante era caro o barato, era coger como referencia dos productos que suelen aparecer en todos: los momos y el chowmein. Su precio no debería sobrepasar las 100 rupias. 
  5. Hazte con una tarjeta SIM. La compañía más popular es Ncell y es muy fácil de encontrarlas, verás carteles por todas partes. Existen numerosos planes de datos, para contratarlos tienes que marcar *123# en el teléfono y te saldrá un listado. Por menos de 2 euros tendrás tarjeta, llamadas y datos. 
  6. Lleva zapatillas cerradas. Es cierto que para entrar a algunos templos tienes que descalzarte, pero el polvo de la ciudad y la suciedad de algunos baños hace imprescindible llevar el pie bien cubierto. Te alegrarás de no llevar el pie expuesto cuando no te quede más remedio que entrar a un baño con el suelo encharcado de vete a saber qué… 
  7. Si tienes flexibilidad a la hora de viajar, revisa los festivales locales. Nepal cambia por completo durante estas celebraciones y es una experiencia única. Nosotros tuvimos la suerte de que nuestro viaje coincidiera con Diwali y fue algo inolvidable. Los festivales más importantes son Diwali, en octubre – noviembre y Holi, sobre marzo.
  8. Regatea. Algunas tiendas tienen un cartel que dice “Fixed price”, en esas ni lo intentes. En las demás, inténtalo siempre.  Siempre se consigue una bajada de precio y, si eres bueno regateando, puede ser una muy importante. 
  9. Lleva un par de fotografías de carnet. Te harán falta. La primera para el visado de entrada. Aunque tienen máquinas para hacerlo, a veces puede haber cola para utilizarlas y si las llevas de casa, tiempo que ahorras. Además las necesitarás para comprar la tarjeta SIM y para el carnet de acceso a la Durbar en Katmandú. Allí te las puedes hacer sin problemas, pero si tienes alguna en casa, ese tiempo que te ahorras.
  10. Respeta su patrimonio. Nepal es un país que ha sufrido mucho. El terremoto que asoló el país hace un par de años dejó dañadas seriamente las principales Durbar del país y sus infraestructuras. El gobierno subió los precios de las entradas turísticas a raíz de aquel hecho. Es cierto que pagar 1000 rupias por acceder a una Durbar puede parecer abusivo, pero el país realmente necesita ese dinero. Para nosotros no es tanto y para ellos supone estar más cerca de reconstruir su país. Maneras de colarse y evitar pagar hay muchas pero, ¿realmente necesitas tú más esas mil rupias que ellos? Piénsalo detenidamente y actúa en consecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *