10 consejos si vas a viajar a Islandia

 

  1. No compres agua embotellada. No, en serio. En Islandia tienen una de las mejores aguas del mundo. Está rica, está fresca y es gratis en cualquier grifo. Así que llévate una botella reutilizable de casa y rellénala todas las veces que quieras. Ahorrarás dinero y plásticos innecesarios.
  2. Si quieres ahorrar un dinero, presta atención a las zonas comunes de los camping. En muchos de ellos hay cajas o estanterías con productos que dejan otros campistas cuando dejan el país. Por ejemplo, es muy frecuente ver botellas de gas.
  3. Cuidado con los límites de velocidad. Es muy fácil despistarte en esas carreteras en tan buen estado y a veces tan rectas y acelerar por encima de los 90 km/h, que es el límite máximo de la isla, pero Islandia está plagada de radares y te puedes encontrar con una sorpresa a tu vuelta… y en un país como Islandia las multas no son moco de pavo.
  4. Vístete a capas. El clima de Islandia es muy  cambiante. Lo mismo estás sudando de calor porque ha salido un rayo de sol y, de repente, se pone a llover y pasa a hacer un frío tremendo. Así que lo mejor es ir poniendo y quitando capas. Una capa interior térmica, para las ocasiones de mucho frío y una exterior impermeable (pero bien impermeable porque utilizar un paraguas con ese viento es un imposible). Y ya entre medias las capas que quieras o necesites. Nosotros llevamos 4 capas y estuvo perfecto (térmica, polar, cortavientos e impermeable).
  5. Guarda en favoritos esta web para ver el estado de las carreteras. Esta otra para ver el tiempo que va a hacer. Y, por supuesto, esta para las auroras boreales (también está en app).
  6. Un truco para saber dónde vas:  el sufijo –jökull es el que se usa para designar glaciares. El sufijo –vík pertenece a una bahía. El sufijo –nes se utiliza para las penínsulas y el más popular de todos, –foss, es para las cascadas. Así cuando veas un cartel por la carretera, sabrás a dónde si el camino te lleva a ver un glaciar, una cascada o una bahía.
  7. En Islandia no necesitarás dinero en efectivo, ¡hasta la cantidad más mínima se puede pagar en tarjeta! Si necesitas monedas para las duchas (habitual en muchos camping), podrás pagar con tarjeta en recepción y ellos te darán las monedas necesarias. Lo que te recomendamos hacer, por si en algún momento te encuentras una recepción cerrada, es pedir algunas monedas de más y tenerlas guardadas para el siguiente camping (con 200-300 isk bastará).
  8. Un buen calzado es indispensable para Islandia. Te recomendamos llevar botas de montaña, con una buen sujeción en el tobillo, una suela con buen agarre y, por supuesto, de goretex. Nosotros hemos llevado  estas de Chiruca (siempre apostando por las marcas nacionales) y estamos encantados con ellas.
  9. Te vendrá muy bien llevar bastones de trekking. Hay caminos complicados, sobre todo de bajada, en los que se añade la complicación extra del agua. Para evitar resbalarte, lo mejor es llevar unos buenos bastones.
  10. En algunos campings y aparcamientos encontrarás un cartel con un QR para pagar. Intenta fijarte porque no siempre se ven a la primera y en muchos de ellos hay cámaras, así que si por despiste no pagas, podrías recibir una multa de tu compañía de alquiler.