10 consejos si vas a visitar Botswana por libre

en

 

  1. Si tienes pensado hacer una barbacoa, compra la carne lo más cerca que puedas del camping donde vayas a hacerla.  En Bostwana tienen puntos de control del Hand-foot-and-mouth disease, un virus, distribuidos a lo largo de los distintos distritos del país. Si pasas de uno a otro con carne en tu maletero, te la tirarán, aunque esté envasada y la acabes de comprar. Eso sí, al parecer se puede pasar si está cocinada…. o si la cocinas en el momento.
  2. Alquila un 4×4. Mientras que Namibia sí es factible hacerlo con un vehículo normal, en Bostwana lo veo complicado a menos que tu intención sea ir únicamente por carretera asfaltada y contratar todos los desplazamientos en los Parques Naturales. Si es así, te recomendamos que consultes cómo es el camino de acceso a tus alojamientos antes de reservarlos, porque muchos no tienen un camino accesible para vehículos de 2×4.
  3. Si tienes pensado dormir en la zona de Moremi, reserva tus alojamientos con tiempo. Todo lo que está cerca de las puertas de acceso al parque se agota meses antes. Mira bien qué vas a reservar y dónde, es una zona con accesos bastante complicados y por la que no es sencillo moverse sin estar acostumbrado a conducir en ciertos terrenos.
  4. Y eso nos lleva a nuestro cuarto consejo: los game drive, mejor con guía. Conducir en Moremi y Chobe no es sencillo. Los caminos no están tan bien indicados como los de Etosha, el terreno es muy complicado y, al final, te pasarás más tiempo pendiente del coche y agobiado, que buscando animales. No merece la pena. Pero, si por lo que sea te aventuras a ir por libre, ¡no abandones los caminos! Si te pierdes, te quedas atrapado en el barro, la arena o lo que sea… posiblemente no pase nadie en horas, puede que incluso días. Utiliza el sentido común y no pases por ningún sitio por el que no estés seguro de que tu vehículo va a poder pasar. 
  5. Repetimos consejo de Namibia porque también te será útil en Botswana (posiblemente más, incluso): lleva un cargador para el coche. La mayoría de los campings no tienen punto eléctrico y pasarás muchas horas en el coche, tiempo de sobra para cargar móviles y demás dispositivos.
  6. Lleva el depósito siempre lleno. No importa que lo tengas a 3/4 de su capacidad, si ves una gasolinera, echa. No sabes cuándo volverás a ver otro y, sobre todo, no sabes si esa gasolinera tendrá combustible cuando llegues.
  7. Lleva siempre agua de sobra encima. No solo porque podrás encontrarte en zonas en las que no haya agua dulce o en las que, directamente, no haya agua… es que podrías tirarte kilómetros y kilómetros sin encontrar dónde comprarla, sobre todo cuando estés en el interior de los parques. 
  8. Siempre que bajes del coche, asegúrate de cerrar bien puertas y ventanas. Por experiencia propia, los monos son muy rápidos y el estropicio que pueden hacer en su búsqueda de comida es tremendo.
  9. Los cielos de Botswana son impresionantes. Si te gusta la astronomía o la fotografía nocturna, no te olvides de trípode y demás accesorios. ¡Disfrutarás enormemente! 
  10. Prepárate para sufrir contratiempos. Ármate de paciencia porque no todo va a salir como esperas. Habrá cosas que se tuerzan, días en los que parezca que todo te sale mal… no te desesperes y respira hondo. Es recomendable que no «aprietes» mucho tu itinerario, para que puedas tener espacio de maniobra en caso de que surja algún contratiempo que te retrase. No es un viaje fácil, pero de verdad que merece la pena.

Si estos consejos te han sabido a poco, aquí te dejamos nuestro artículo con consejos específicos para conducir por Namibia y Botswana.