¿Cuánto cuesta viajar a Egipto?

 

Llegamos a la parte que más interesa a la hora de organizar cualquier viaje: ¿Cuánto me va a costar? Bueno, se puede respirar tranquilo: viajar a Egipto no es caro, aunque lo cierto es que tampoco es barato, como muchas veces se tiende a pensar (posiblemente por los anuncios de las agencias de viajes y las ofertas que se ven por internet). Lo mejor es que tiene opciones para todos los públicos (desde los paquete básicos hasta los viajes todos los extras), dependiendo de los intereses de cada uno de lo que se esté dispuesto a gastar.

Los vuelos

Los vuelos internacionales de Madrid a El Cairo con Royal Jordanian nos salieron por 772€ en total (2 personas). Basta caros, pero nada mal si pensamos que lo compramos con apenas dos semanas de antelación (Por lo que hemos podido ver, el precio habitual ronda los 300€). Cuando nos pusimos a mirar no quedaban ya vuelos directos Madrid – El Cairo por ningún lado, pero nos consta que Egyptair sí tiene esa ruta.

Los vuelos internos se incluyen en el precio cerrado que nos dio la agencia local con la que realizamos todas las reservas del viaje pero si nos dijeron cuánto costaban: 50€ por vuelo y persona. Al principio valoramos hacer el trayecto en tren, aunque más por la experiencia que por el precio (somos muy de tren), pero estuvimos leyendo que los trenes egipcios no gozan de muy buena fama en materia de seguridad y decidimos que mejor el avión.

Los visados

El precio del visado es de 25$. Nosotros lo hicimos online, así que no sabemos cómo harán el cambio en el aeropuerto, pero nuestra experiencia nos dice que será desfavorable para el viajero que pague en euros.

El tour

Nosotros organizamos todo con Batran Tours, una agencia local de Giza. Nos dio un precio cerrado de 665€ por persona que incluía todo (vuelos nacionales, conductor y coche, guía, entradas a los principales templos y sitios arqueológicos, comidas, motonave, propinas…).  Nos convenció por varias cosas, destacando obviamente que el precio era muy competitivo (de hecho, el más bajo que vimos con estas condiciones). También nos gustó mucho el trato con Ahmed, un tipo encantador, siempre dispuesto a resolver nuestras dudas y de lo más diligente -nada que ver con los agentes de viaje que consultamos en España, que estaban perdidísimos y tardaban horas en darnos respuesta a las preguntas más básicasn. Y, por supuesto, nos ganó el hecho de que fuera una agencia local, que es algo que siempre suma porque, si vas a un país, lo mínimo que puedes hacer es dejar tu dinero en ese país y no en manos de los inversores o empresas extranjeras que lo explotan turísticamente.

A esto hay que sumar la excursión de Abydos y Dendera -que salió por 90€ por cabeza-, la excursión de Abu Simbel -que fueron 80€ cada uno- y el paseo en globo -que fueron 50€ por persona-.

Entradas

La gran mayoría de las entradas las teníamos incluidas en el tour, por lo que solo tuvimos que pagar la del Museo Egipcio y el Museo de la Civilización Egipcia, que nos salió a 24€, con el ticket de fotografía incluido. También tuvimos que pagar la de la Ciudadela de Saladino -que fueron 19€-, el ticket para hacer fotos en Abu Simbel que fueron 16€ (se sobran muchísimo, sí) y la entrada a la isla Elefantina que nos salió por 5€. Lo más caro, con diferencia, fueron las tumbas adicionales del Valle de los Reyes (Seti I, Tutankamón y Ramsés V-VI) que fueron 144€ para los dos, incluyendo el ticket fotográfico también.

Comida  y bebida

La verdad es que el gasto ha sido mínimo porque llevábamos bastantes comidas incluidas y casi todas las que no estaban incluidas acabaron cayendo por cortesía de la agencia con la que montamos el viaje, así que fenomenal. El gasto en bebida igual, muy bajo porque la botella de agua grande vale 5 libras (como 25 céntimos aproximadamente) y, aunque hemos bebido una barbaridad de agua, a ese precio pues sale barato. Es verdad que en el barco se pagaba aparte, a 25 libras la botella pequeña, pero la verdad es que nosotros estuvimos yendo a comer con nuestra botella de agua y nadie nos dijo nada ni nos puso mala cara.

Transporte

Al llevar todo organizado, aquí hay poca «chicha». Están los taxis para desplazarnos de Giza a El Cairo, que utilizamos Uber o Careem (el Uber local, recomendamos comparar precios porque a veces hay grandes diferencias de una a otra). Lo normal es que ronden los 5€.  Los taxis para movernos por El Cairo, a unos 2€ el trayecto entre los puntos principales de la ciudad. Y el paseo en faluca que hicimos por libre por Asuán, que nos costó 300 libras (16€) yendo hasta Elefantina y luego bordeando toda la isla para ver atardecer al otro lado.

Seguro de viaje

El seguro de viaje, como siempre, lo hicimos con Chapka. Ya os contamos en su día que fueron los únicos que dieron una respuesta decente cuando nos confinaron por la pandemia y todos nuestros viajes se cancelaron, así que con ese sencillo gesto (y ser majísimos, eso también) se ganaron nuestra fidelidad para los restos. Cuando vienen mal dadas se ve realmente lo que vale un seguro de viaje.

 

PCR

Ahora hay que sumar este gasto también a los viajes, qué remedio. A nosotros nos pedían una para entrar a Egipto y otra para regresar a España. La primera la conseguimos por 60€. La segunda la gestionamos con la agencia porque no queríamos contratiempos ni complicaciones de ningún tipo con algo que nos podía dejar en tierra… así que nos la hicieron por 65€.

A esto le sumamos el impuesto revolucionario jordano, algo bastante indignante. Resulta que para entrar en Jordania es necesario pagar una PCR al llegar, que cuesta unos 37€ por cabeza. Según la página web, si solo haces escala no es necesaria, pero no nos acababa de quedar nada claro porque leímos informaciones contradictorias… total, que llamamos al teléfono de la web oficial de VisitJordan y nos dijeron que sí, que teníamos que sacar el QR y pagar aunque solo fuéramos a estar dos horas de escala.

Al llegar a Barajas lo mismo, nos dicen que es obligatorio tener el QR para embarcar. Le contamos lo de la escala y nos dice que es verdad, que en la web pone eso, pero que en la formación que han recibido le han dicho que no puede embarcar nadie sin QR. Por suerte, la habíamos sacado. Sin embargo, al llegar a Ammán con nuestro QR nos miran como si fuéramos idiotas y nos dicen que para qué hemos sacado eso si solo vamos a hacer una escala. En fin… sobra decir que a la vuelta nadie nos pidió nada, pero en Barajas nos dejaron muy claro que sin el QR no volábamos. La verdad es que viajar en tiempos pandémicos es un desembolso importante.

Total

Está claro que Egipto no ha sido de nuestros viajes más baratos, viajar en tiempos pandémicos encarece mucho todo porque al precio ya elevado de por sí del viaje, se suman los gastos de PCRs, que son un pico. También nos perjudicó el tener tan poco tiempo de organizarlo todo, ya que para cuando quisimos buscar vuelo estaban disparados.  El querer entrar a ver todo, querer hacer fotos dentro y demás, pues también sube un pico el viaje. Vamos, que tampoco nos hemos privado de nada. Con todo, consideramos que con una buena planificación y sin peajes pandémicos mediantes, el viaje puede resultar bastante más económico.