¿Cuánto cuesta viajar a Tanzania?

Este viaje surgió de nuestras ganas de conocer el continente africano, pero también de una oportunidad, un vuelo a un precio que nos pareció muy razonable y que nos convenció para embarcarnos en esta aventura africana.

Se suele decir que África es cara y, aunque no estoy completamente de acuerdo con esta afirmación, podréis ver que el presupuesto de este viaje es algo más elevado que el de otros viajes, sobre todo teniendo en cuenta la duración del mismo.

El problema de África, o de Tanzania en concreto, es que no está pensada para el turismo mochilero. Nos costó mucho encontrar alojamientos que cumplieran con nuestros requisitos, es decir, que no fueran esos horrorosos y carísimos resorts, sobre todo en Zanzíbar… pero buscando se encuentra y nosotros encontramos, alojamientos cómodos y locales a precios razonables.

El safari es otro de los gastos clave del viaje. Básicamente puedes pagar lo que te venga en gana, hay safaris que salen por una auténtica millonada, pero nosotros queríamos algo auténtico y barato… y lo más parecido que encontramos fue dormir en tiendas de campaña, pero de las de camping, nada de glamour. Menos lujos, más días, que era lo que nos importaba. Y nos encantó la experiencia, creo que repetiría mil veces, pese a todos los inconvenientes que obviamente tiene acampar en medio de la sabana.

Para desplazarnos en largas distancias utilizamos el ferry, muy barato al ser un transporte principalmente local (los turistas vuelan) y el autobús, en el que fuimos los únicos turistas. A la idea sí que volamos a Kilimanjaro porque encontramos una oferta de vuelos que no podíamos dejar escapar y nos ahorraba un día de viaje, aunque la idea inicial era hacerlo en bus también. En Zanzíbar tiramos la casa por la ventana y nos desplazamos en taxi, porque eran baratos y las mochilas no se llevan muy bien con los dala dala y en Dar Es Salaam, por seguridad, lo mismo.

Comer en Tanzania es muy barato si estás dispuesto a comer como los locales y no te dejas engañar. No deberías pagar, en ningún caso, más de 1 o 2 euros por un plato de comida, pero te intentarán cobrar 10 o alguna burrada similar. Si te pones cabezón, al final entran en razón, aunque a veces te tocará enfadarte y buscar otro sitio, pero te aseguramos que un plato de arroz con cosas, como solíamos decir, no vale más de eso.

Y, por último, las excursiones, nosotros tuvimos la suerte de topar con Marbella que es un guía magnífico y nos hizo unos precios estupendos, no nos perdimos nada de lo que queríamos hacer y no nos pareció caro en absoluto pero, como todo, supongo que al final esto es más cuestión de suerte y de tu capacidad para el regateo.

En definitiva, en Tanzania todo se trata de comodidad, tiempo o dinero. Si quieres lo primero y lo segundo, pagarás por ello, si no tienes problemas con las dos primeras cosas, te saldrá barato. No olvides que en África somos como cajeros andantes, somos el primer mundo y eso juega en nuestra contra. Para ellos somos millonarios todos y te tratarán como tal. No tengas miedo de plantarte y decir no, al final entienden qué tipo de turista eres y entran en razón.