Ordesa y Monte Perdido

en

 

El parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, ubicado en el Pirineo oscense, es el segundo parque nacional más antiguo de España (1918). Está formado por cuatro valles de origen glaciar. El original es el de Ordesa, al que se le añadieron posteriormente el valle de Pineta, las gargantas de Escuaín y el Cañón de Añisclo, todos diferentes entre sí.  Sin embargo, sí que hay factores comunes que hacen que el paisaje sea increíble en todos ellos: las altas paredes de roca que caen en vertical sobre los valles y que hacen que mirar hacia arriba sea sobrecogedor. También el agua, que se filtra entre las piedras, formando cascadas, riachuelos y meandros.

Hay multitud de rutas que recorren los valles y los picos, para distintos niveles de dificultad y para distintos gustos. La ruta más típica es, en el valle de Ordesa, la que va desde la Pradera de Ordesa hasta la cascada de Cola de Caballo. Son unos 20 kilómetros  de paisajes espectaculares (con 500m de desnivel). El camino es bastante sencillo, perfectamente indicado y no tiene pérdida alguna. El tiempo medio para realizar esta ruta es de unas  5-6 horas, contando desvíos y paradas en las numerosas cascadas durante la ruta.  

Otra ruta bastante popular es la de los miradores de Ordesa. Esta ruta se realiza en unos taxis 4×4 que salen desde el aparcamiento de Torla, a un precio de 35 € por persona. La excursión dura 4 horas en total. Solo se puede realizar con los taxis de Torla, ya que  son los únicos vehículos autorizados por el Ayuntamiento para utilizar la pista forestal que sube hasta los miradores, aunque desde Nerín parte un autobús que realiza una ruta similar.

En el cañón de Añisclo posee una profunda garganta y un río (el Bellos) rápido y con fuerza. A lo largo del cañon hay varios miradores, tanto para parar con el coche como para llegar andando con rutas sencillas y cortas. También merece la pena recorrer el valle de Bujaruelo, con su puente romano, su refugio de peregrinos -abierto ininterrumpidamente desde el siglo XII- y sus caminos que atraviesan los Pirineos hasta llegar a Francia.