Berliner Mauer

  Hay una pintada sobre el muro. Dice “Mein Körper bleibt hier, aber meine Herzkreuze zur anderen Seite kreuz*”. En el suelo hay sangre seca. Uno de los soldados que vigila el paso tiene la mirada clavada en la mancha rojiza. Una lágrima tímida riega sus pestañas. No se permite más. Sus compañeros comprenden y…